Ruptura “I” by B. Sierra

A través de la escritura y desde que tengo uso de razón, he expresado mis mas profundos sentimientos con notas a mis amistades, cartas de amor/emails, entre otros y es que para mi, escribir es un placer cuando se trata de darle rienda suelta al pensamiento y a la creatividad!. Es la primera vez que lo hago públicamente y no con el fin de contarle al mundo experiencias personales, ni con el ánimo de ofender ni mucho menos hacer sentir mal a ningún espectador, al contrario este blog tiene el objetivo de transmitir mi humilde opinión (que puede no ser la que espera leer) sobre temas que me apasionan y que escribo basado en vivencias que marcan la realidad de muchos…Además porque muy en el fondo, el ser Psicóloga me motiva a hacerlo.. (No me perdonaría el tener que buscar y publicar artículos de Colegas, Pastores, Sacerdotes o Gente iluminada/no tan iluminada)… yo también puedo!!! 🙂

Es así como arriesgadamente les vengo a hablar sobre el tema del amor, o desamor en forma de trance cuando pasamos por una ruptura amorosa. Soy de las que piensa que en el sistema educativo mundial a alguien se le olvido incluir algunas asignaturas importantes y de carácter obligatorio en los colegios de nuestros hijos que hablen sobre estos temas: Amor en Pareja I, Introducción a la Fidelidad, Noviazgo I, Noviazgo III, Ruptura I, Divorcio II, Planificación de los hijos I, etc. Al menos mi hijo Sebas que pasa algunas veces por mi escritorio y lee algo sobre lo que escribo, a sus escasos 10 años ya muestra interés y me hace preguntas al respecto! Se emociona con mi “libro” como el le llama… 🙂 y es que aunque no tengo una idea muy clara de lo que es vivir en pareja, no solo por mi actual dispersión emocional sino porque según lo que he leído, amar y desear no es lo mismo, la imagen que me llega puede ser similar a la de emprender un camino con “tu otra mitad” pero con los pies descalzos e intentar dejar huella, pasando por el pasto fresco o la arena caliente, sintiendo piedras rocosas, otras con filo, unas planas y suaves, otras pequeñas talladoras, otras mas grandes e imposibles de pasar…y tantas cosas que uno pisa cuando camina a “pie limpio” que no voy a comentar mas porque sino me tocaría cambiarle el nombre a este Blog 🙂  

Y es que después de una ruptura amorosa algunos nos quedamos en una inmersión silenciosa e introspectiva en la que inspirada en la cantidad de artículos, autores, libros regalados (gracias H.V!), posts en redes sociales, opiniones de conocidos y no conocidos, consejos familiares, letras de canciones y un sin numero de información que existe afuera para animarte y explicarte porque el corazón duele tanto después de una ruptura… (Hay alguien que pueda decir que NO duele??? si uno hasta siente que se parte literalmente en dos) todavía no entendemos o asimilamos que se acabó y seguimos patinando en un mar de confusiones, mas aún cuando se ha programado un proyecto de vida como pasa en el matrimonio o se ha sacrificado tanto (Lo dejo todo por ti)! bueno, esto cuando se dice amar de verdad.. porque de las relaciones de “deseo”, “ratico” o de “apegos” hablaremos en otro blog… entonces acudimos a las mil y una técnicas de auto-ayuda  con el fin de encontrar algún consuelo, alguna respuesta o quizás algún culpable? Vemos que los que no creían, de pronto se vuelven los mas creyentes y lo gritan a los cuatro vientos, los que no hablaban de su vida personal en redes, o decían no necesitar/gustar de ellas de pronto publican activamente no solo su estado, sino lo que se debe o no hacer en estos casos.. nooooo si todo el mundo se vuelve Psicolog@ o Consejer@ espiritual y la verdad es que todo eso es valido en el proceso para no ahogarnos, pero de nada sirve tanto bla, bla bla, cuando no se toma consciencia de lo que esta sucediendo y se aprende a aceptar el dolor como una experiencia positiva que al final ayuda al crecimiento personal de ambos.

Pero.. que es la ruptura en si? nada mas ni nada menos que la muerte emocional de la persona que amamos o creemos amar dentro de nosotros.. claro! es que nos toca “asesinarla”en contra de nuestra voluntad y en nuestros adentros para poder sobrevivir al trance… duele tanto o mas que cuando se nos va un ser querido, te sacude, porque muy en el fondo guardamos esperanzas…de que? no se… pero las guardamos… (De que deje a la fulana, que cambie su forma de ser porque es el quien falla , que recapacite para que se de cuenta que con terapia psicológica se puede salir adelante, que deje las drogas porque ese es el problema, que deje a sus amigos porque no son mas importantes que yo, que deje tanto trabajo que la absorbe y no nos deja disfrutar de su compañía, que llegue el milagro divino, etc) y como seguimos “vivos”, se alimenta una esperanza irracional sobre la lejana posibilidad de una reconciliación en el año 3005, sino aparece otra (o) o se dejan llevar por el factor dignidad (pero OJO que ante lo anterior hay sus excepciones, conozco una pareja hermosa que se casó jóven, se separo y después de 9 años se volvió a casar…hoy son felices y comen perdices LyD, se les recuerda con cariño desde estas lejanas tierras!)

Comienza entonces la carrera contra reloj del proceso que mis Colegas llaman “duelo” o lo que les decía hace un momento, aceptar que el “moribundo (a)” aunque esta vivo no esta con nosotros!! uffff y con que objetivo se hace el duelo? para sobrevivir a la “tusa” (termino muy Colombiano que literalmente hace referencia a lo que queda de la mazorca una vez consumida pero que realmente significa despecho… nunca entendí la comparación) y transmutar ese dolor para convertirlo en algo útil dentro de nuestra evolución. (así lo veo yo).Me tome entonces el trabajo de investigar cómo es el proceso de duelo ya que todo el mundo habla de ello pero pocos se detienen a explicar etapa por etapa y encontré entre muchos ires y venires 5 fases:

Negacion o shock: Sucede después de una ruptura dolorosa donde la decisión la tomaron los dos, viene el “me parece increíble que esto nos este sucediendo” o “Todavía no me lo creo” y entramos en estado de shock literal, hay insomnio, desesperación, desgarramiento del corazón, se mira 1000 veces el teléfono móvil para ver si hay alguna señal de vida del “moribundo (a)”, y si no te llama o no te escribe se incrementa la presión arterial y disminuye la ingesta de alimento (entonces se baja de peso.. por fin algo positivo, nos dejan.. pero flacos a Dios gracias!!)

Ira/culpa: Nos enfadamos y decimos “si ella hubiera dicho esto, o si el hubiera hecho aquello “, y yo digo, “Si mi tío tuviera tetas seria mi tía” (Otro refrán Colombiano muy coloquial por cierto), nos hechamos la culpa o tomamos el camino fácil culpando al otro total e injustamente de lo sucedido e increíblemente este comportamiento nos ayuda a pasar el trance, digo injustamente porque en una ruptura de pareja la responsabilidad es de ambos (punto). Sin embargo el problema es cuando nos auto culpamos y nos damos látigo sin piedad, entonces se nos baja la autoestima, sentimos que algo falla en nosotros y creemos que nunca podremos llegar a tener otra relación porque estamos mal. Que va!

El Dolor: (Dicen mis Colegas que es una etapa positiva y profundamente terapéutica, yo no le veo nada de positivo…)  entonces lloramos, nos revolcamos, nos rasgamos las vestiduras, sentimos ese vació localizado literalmente en el pecho, o a veces entre el esófago y el estomago? (o eso sera hambre??) hasta que solo el tiempo (Dicen los sabios..) va socavando ese dolor que se transmuta para encontrar algo de alivio.

La Aceptación: Es cuando aceptamos que ya no tenemos proyectos en común, cuando tenemos que decirle a todo el mundo que otra vez quedamos mas solos que la “1” y nuestro estado en facebook cambia automáticamente de  “casado con…” por “es complicado” o “soltero”, cuando ya no existe ese futuro juntos que nos habíamos imaginado, y nos cuestionamos que hacemos con la soledad, los fines de semana, los espacios compartidos, no sabemos si guardar las “maricaditas varias” que me recuerdan ese amor, quemarlas, romperlas, regalarlas o botarlas. En otras palabras comienza la aceptación de mi vida sin el/ella. Etapa difícil de altos  y bajos, depresión, sufrimiento que se entiende como una resistencia. Resistencia a que? a la realidad que no nos gusta y aquí cito una frase sabia que alguien me enseño:”lo que se resiste persiste y lo que se acepta transforma” entonces no nos queda de otra que cambiar el chip y matar la esperanza, vivir en el aquí y el ahora…como? Aceptando y escuchando música de Helenita Vargas, porque no?!!! 😉

La salida: Finalmente es cuando estamos del otro lado y superamos la ruptura. Hasta podemos pensar en iniciar otra relación.(conozco seres que no van en la mitad del proceso y ya están pensando  sobre lo que buscan en la próxima pareja, si Dios se las va a traer a otra mañana o en años…y yo solo pienso… “Peligroso encontrarse con ese ser y caer en sus redes…fracaso amoroso seguro”, pero de todo hay en la viña del Señor) Lo mas importante de esta última fase es mirar hacia atrás y ser conscientes del crecimiento personal, descubrir que la Pareja nos aporto mucho y que aprendimos lo que necesitábamos. De pronto nos damos cuenta que la ruptura tenía un sentido porque nos llevo a algo mejor, osea que como todo en la vida, tenía un propósito. Según mi creencia otro plan perfecto de DIOS.

Si observamos bien, todo lo anterior se parece mas a un castigo que a una enseñanza… algo por lo que no pensábamos pasar cuando teníamos al Príncipe/Princesa azul enfrente de nosotros (las primeras 24 horas de la relación). Entonces la pregunta obligada seria: Cuanto tiempo tarda el duelo? o cuanto tiempo voy a permanecer en cada etapa? y como la respuesta es tan difícil les voy a responder con un NO SE!, quiero pensar que eso depende de muchos factores: De la actitud que tengas para ser consciente y vivir cada una de esas etapas a cabalidad y con responsabilidad, la inteligencia emocional, la divinidad, tus creencias religiosas, el destino, etc. Porque se de personas que llevan años intentando salir de uno o mas duelos, inclusive se casan nuevamente y dicen haber encontrado el amor de sus vidas.. cuando realmente han confesado que no dejan de pensar en una anterior pareja ni un solo segundo… uhmmmm complicao el asunto! “otro personaje peligroso de encontrarse por ahí”. Lo importante para mí, no es el tiempo que tardemos en hacer ese duelo (Cada quien sabrá cuando lo ha superado) sino salir bien y emocionalmente sano. Ojo que también están los/las que se engañan y comienzan una relación en plena mitad del trance o etapa de dolor apoyados científicamente por el famoso dicho “Un clavo saca otro clavo” uhmmm grave error!!! y porque pasa esto? por “culicalientes” (creo que este termino es entendible en todo el mundo) por soledad? por darle celos a su anterior pareja? Según lo que investigue es porque se encuentran con una persona que esta vibracionalmente en la misma situación “lo semejante atrae lo semejante” y zaz! viene el enredo emocional o “perfect match” porque nos identificamos y sufrimos de lo mismo. Lo que ignoran es que esta medicina les sale un poco cara… ya que terminaran en desilusión, decepción y ruptura, llorando mas fuerte que las otras veces porque los patrones que no funcionaron en anteriores relaciones se repiten con mas intensidad y caen en otro ciclo mas profundo…me da pena con ese corazón!.

Seguí en mi investigación sobre el tema y analizando el porque se dañan las relaciones caí en una pregunta obligada: Cual es el verdadero propósito de una pareja? y encontré algo interesante… Algunos creemos automáticamente que es ” para ser felices” que barbaridad!!! si la felicidad esta dentro de nosotros mismo con o sin la costilla al lado… uhmmm segun teorías orientales nos unimos a alguien para hacerlo tomar consciencia de quien es y como puede “sanar/superar” aspectos que van a contribuir en su evolución como ser humano.. Ehhhh? escudriñe mas y recordé que existe un “iceberg” sobre nuestra personalidad que palabras mas palabras menos (el tema se va complicando.. por eso me encanta el Psicoanálisis.. NO) dice que todos tenemos una parte consciente que creemos conocer sobre nosotros mismos y una parte inconsciente que no conocemos.. para sorpresa.. la parte inconsciente es la que mas abarca nuestra personalidad en un 95% (no tenemos idea de quienes somos). solo contamos con un 5% restante (lo que conocemos que somos)… El Universo, Ala, Dios o según la creencia que tengan, nos pone delante una relación que inconscientemente refleja nuestro 95% y nos enamoramos sin darnos cuenta que en la “luz” o “sombra” del otro estoy viendo mi propia magia reflejada en ella. De igual manera cuando lo veo como el monstruo feroz, inconscientemente estoy viendo a mi propio monstruo, osea que nos sirve de espejo para reconocernos fuera. La Psicología dice que nos enamoramos de nosotros mismos, yo creo que hay un orden mágico que hace que nos encontremos unos a otros. La finalidad de una pareja entonces es ser nuestro espejo?, al parecer si…un espejo sutil de aquello que necesitamos aprender para progresar. Es cuando por ejemplo, encontramos estas parejas donde ella es súper sensible y el universo le pone justo uno que es insensible para que aprendan el uno del otro… ahí esta el complemento y el aprendizaje!.

En conclusión, el propósito de una relación de pareja es que crezcas, evoluciones, que te conozcas a ti mismo, que aprendas a ver quien eres, que te sanes (pulir tu ego) hasta que llega un momento en que ese propósito se cumple y es cuando la vida, el Universo, Dios o Ala se encarga de separarnos de ellos, lo vemos como un fracaso cuando realmente se nos esta asegurando un proceso de evolución!!! osea debería ser visto como un regalo no como un castigo! (suena divino decirlo… pero vivirlo??). Y que pasa con las parejas que duran toda la vida? parte del proceso de la enseñanza para esa pareja, tienen tanto por aprender conjuntamente que ahí se quedan…lo que no podemos es controlar con quien nos vamos a quedar (ego) y por eso la ruptura es dolorosa,  quisiéramos tener una aprendizaje eterno con este o aquella, pero eso no es decisión nuestra y por eso hay que dejar ir. A quien no le ha pasado que intenta “controlar” y sostener una relación toxica o a medias (ni bien ni mal) a sabiendas de que el proceso evolutivo termino? el Universo entonces actúa abruptamente y te la quita ademas de manera hiper mega traumática para que te enteres y sigas el proceso evolutivo que ya esta planeado para ti! Desde mi creencia eso se llama sabiduría divina: “Dios no borra nada de tu vida sino es para escribir algo mejor”. El sistema de creencias en nuestra sociedad afecta enormemente para dejar fluir el plan divino… se nos ha dicho desde pequeños que las parejas que duran 20 años son válidas y las que duran uno no son tan importantes. Quien dijo que la que dura 20 años ha aprendido o evolucionado mas que la de uno? Cada relación es importante, tiene su evolución y su dificultad de superación de duelo… lo que hay que hacer es dejarse llevar y confiar que todo funciona perfectamente tanto en energía como en materia. En otras palabras.. todo esta bien! El día que entendamos que el amor es aceptación total y no “cambiar a mi pareja” (arrogancia de la buena) quizás podamos establecer relaciones mas sanas en donde el aprendizaje sea mas duradero.

Termino esta “catarsis mental” con mucho positivismo y aprendizaje por lo escrito, leído, investigado y aprendido! Humildemente espero les haya podido aportar en algo…”No somos culpables de nada.. hacemos lo que podemos” y agradezco a mis Maestros en el amor por haberme enseñado tanto! aun falta camino por recorrer y aprender pero todo en su debido momento y con la persona indicada según el plan de Dios!!!

“El limite para amar lo define tu integridad, tu dignidad, tu desarrollo personal y la tranquilidad de tu alma” (Walter Riso). Yo añadiría: y tu plan evolutivo que conspira con el plan divino.

Hasta otro blog menos traumático 😉

BeAtRiZ sIeRra

Psicóloga U. Javeriana

beablog28@gmail.com